Este “gigante” de las cafeterías aterrizará en Santa Cruz de Tenerife antes de verano. La marca, mundialmente conocida y con presencia en más de 50 países, busca el local adecuado a sus exigencias en el corazón de la ciudad.

Concretamente, sus localizadores han puesto los ojos en la Plaza de la Candelaria; lugar de primer impacto para los miles de turistas que llegan en crucero a la capital. De esta manera y tras la llegada de KFC, las grandes marcas gastronómicas apuestan por Santa Cruz de cara a su expansión empresarial.

Será el primer Starbucks del territorio canario y se espera que se convierta en un atractivo más de la zona céntrica de la capital.