"Sinergia” es el último álbum de Anoder Vaina, un sello colectivo independiente creado en 2011 que trabaja por una escena del hip hop más profesional en Canarias con los temas de este nuevo disco. Seis integrantes que comparten la pasión de la música y que intentan expresar lo máximo posible en cada una de sus letras.

 

¿Cómo surgió la idea de crear la banda?

Nos conocíamos desde hace tiempo y habíamos trabajado juntos muchas veces, pero siempre a nivel “maquetero”, es decir, cada uno lo hacía como mejor podía y luego lo difundía a sus conocidos. La idea principal fue la de crear una marca que nos sirviera de “paraguas” para todos y con la que pudiéramos presentar los trabajos a un nivel un poco más serio; creando referencias con mejor sonido para poder presentarlos en prensa  especializada, tanto analógica como digital. Con ese objetivo y con el de unificar nuestros trabajos individuales y colectivos, creamos la plataforma.

 

¿Cuántas horas le dedican a los ensayos?

Eso es lo más complicado. Solemos ensayar cuando tenemos actuaciones programadas. Ahora que acabamos de sacar el disco, tenemos que organizar los directos que vamos a realizar para promocionar este nuevo trabajo. Cuando tenemos una fecha acordada para un concierto, empezamos a planificar el calendario y a partir de ahí cuadramos los días de ensayos.

 

¿Dónde suelen actuar?

Nuestros sitios preferidos son el Espacio Guimerá Música, en Santa Cruz y el Aguere, en La Laguna. También actuamos en algunos de los actos que organiza la Administración Pública; en las Noches en Blanco… Aunque en los pequeños locales nos lo pasamos genial, en  general, nos sentimos más cómodos en los escenarios grandes y mejor equipados, para que el sonido funcione lo mejor posible.

 

¿Cómo van a promocionar este nuevo disco?

Lo estamos moviendo en las redes sociales todo lo que podemos. Además, el CD en físico está en varias tiendas de discos de la isla, e incluso se pueden hacer los pedidos a través de nuestra página web. Pero sobre todo lo que mejor funciona son los directos, esa es la mejor promoción.

 

¿Quién escribe las letras?

Cada uno se escribe las suyas. A excepción de alguna parte en concreto, como la introducción, en la que “jugamos” mucho entre nosotros o algún estribillo que hacemos de manera conjunta. Pero el verso principal de cada uno lo escribimos de forma individual. Centramos la canción en una temática y a partir de ahí cada uno desarrolla su letra.

 

¿Pretenden llegar a un público determinado?

Lo que queremos conseguir simplemente es que nos entiendan. Expresamos lo que sentimos, pero casi nunca estamos pensando en hacer una canción para un público en concreto. Es bastante complejo además, porque puede haber gente a la que le guste el rap y le pongas nuestro disco pero no les llame la atención, y lo mismo puede suceder al revés, así que es muy relativo…

 

¿Qué han hecho para conseguir dar ese paso más profesional que mencionaban al principio?

Contar con técnicos de mezclas y mastering profesionales. Nosotros llevábamos años haciendo maquetas individuales, poniendo dinero de nuestro bolsillo para hacer duplicados, para la imprenta… Ahora con este proyecto más serio, intentamos recuperar algo de dinero y así poderlo invertir en el siguiente disco.

 

¿Consiguen sacar beneficio económico?

Es como una rueda, lo que ganamos, lo guardamos en un fondo que dejamos para volver a invertir en nuestros proyectos. Sacar un disco supone muchos gastos: la mezcla, el mastering, los videoclips, sesiones de fotos… Siempre tuvimos esa filosofía clara: el dinero de la música va para la música.

 

¿Cómo hacen para compaginarlo con sus trabajos habituales?

Esa es la parte más complicada… Muchas veces tenemos que hacer magia… (risas)  Lo peor es para los ensayos, que es imprescindibles que estemos todos juntos físicamente. Ese es uno de los motivos principales por lo que hemos tardado tres años en hacer este nuevo disco… El proceso se fue dilatando porque muchas veces nos costaba organizarnos. Cuando quieres afrontar un trabajo de larga duración y cada uno tiene sus responsabilidades, su trabajo, sus hijos… es muy complicado.

 

¿Cómo se ajustan a la nueva demanda tras el declive de la venta de discos en los últimos años?

Intentamos estar en todas las plataformas digitales, que es lo que más se está llevando ahora, pero sin descuidar el físico del CD, que siguen comprando muchos coleccionistas, a los que les gusta tener la música “en su mano”. Pero es cierto que el gran público consume la música vía Youtube o Spotify; ya no se escucha el álbum entero como antes...

 

¿Les ha afectado el tema de la piratería?

Siempre intentamos amoldarnos. No consideramos que nos perjudique, quizás si repercuta en artistas internacionales… A nosotros lo que hace es complicarnos un poco más las cosas. Hacer un videoclip bien elaborado requiere un gasto económico y además, para poder difundirlo, si no tienes a un contacto que te facilite las cosas, hay que currárselo mucho y hacer alguna inversión. Hoy en día, la difusión clave por Internet es a través de audiovisuales.

 

¿Cómo fue la grabación de “Tonos grises”, su primer videoclip?

Lo realizamos en La Esperanza, concretamente en la zona de Las Lagunetas. Conseguimos grabarlo en una misma tarde. Al haber planificado tan bien cómo queríamos llevarlo a cabo, salió prácticamente “rodado; gracias al individuo filmmaker, responsable del resultado y de que saliera tan fino.

 

¿Creen que el disco físico llegará a desaparecer algún día?

No, creemos que siempre permanecerá... Ahora por ejemplo, el vinilo está de nuevo en auge, cuando hace años lo daban por “muerto”… Y en Tenerife hay ya tres tiendas de vinilo abiertas. El CD nunca desaparecerá; la piratería ha hecho mucho daño, pero todo cambia...

 

Algún sueño que tengan por cumplir como banda…

Nos haría mucha ilusión llegar a tocar en La Península, que esperamos poder conseguir con este nuevo disco. Hemos estado en casi todas las islas, pero tenemos “el gusanillo” de actuar un poco más lejos… Además, nos encantaría poder grabar algo en vinilo, que vuelve a estar de moda.

 

Anoder Vaina, tras el lanzamiento de su último álbum y videoclip el pasado 30 de enero, tiene sus puertas abiertas para actuar en cualquier rincón de la isla.

Un colectivo de hip hop underground que ha trabajado mucho para hacernos llegar este nuevo disco, repleto de letras que transmiten sentimientos que muchas veces solo con la música se pueden expresar. Seguro que a partir de ahora lo escucharán más a menudo.